Estas sencillas fórmulas matemáticas pueden hacerte ganar dinero con tus apuestas deportivas

fórmula matemática para apuestas deportivas

Si eres de los que no prestaba mucha atención en la escuela en clase de matemáticas, puede que cambies de opinión si te decimos que, con un par de sencillas fórmulas y algo de interés, puedes aumentar (y mucho) tus ganancias en las apuestas deportivas.

Este mercado se encuentra actualmente en auge, ya que cada vez son más y más los usuarios que deciden darle una oportunidad a las apuestas y quieren darle un extra de emoción a cada evento tratando de predecir un resultado.

Por si fuera poco, el avance de las tecnologías permite hacer todo esto a través de tu celular y sin necesidad de salir de casa. Imagina poder ganar dinero sin moverte del sofá y todo en cuestión de minutos mientras vives la emoción del deporte.

Pues bien, con estas fórmulas matemáticas no solo tendrás esa emoción, sino también una mayor seguridad a la hora de hacer tus apuestas. Esto se traducirá rápidamente en mayores ganancias. Como es lógico, las fórmulas no son infalibles, pero te garantizamos que te darán mucha información para que tomes la decisión correcta.

¿Cuál es la mejor fórmula para ganar apuestas deportivas?

Saber cuál es la mejor fórmula para ganar apuestas deportivas te servirá para realizar mejores pronósticos y más acertados. Esto, no hace falta que te lo digamos, te hará ganar mucho más dinero a corto y largo plazo.

Por si fuera poco, sabiendo esta fórmula puedes potenciar tus conocimientos y, poco a poco, volverte mejor apostador. Incluso, por qué no, puedes hasta convertirte en tipster y dar consejos al resto sobre las apuestas deportivas.

Pero todo a su debido tiempo, vamos primero a conocer la fórmula:

Esta fórmula se basa en conocer el valor de la cuota a la que quieres apostar. El valor de una cuota puede ser real o implícito. No son lo mismo y conocer sus diferencias es la clave de todo.

¿Cuál es la diferencia entre valor real e implícito?

El valor real de una cuota se basa en estadísticas evidentes que se van acumulando a lo largo de los diferentes eventos. Porcentaje de victorias del equipo o jugador, porcentaje de victorias o derrotas entre los dos rivales, cómo llega el equipo en los últimos partidos, lesiones o sanciones y un largo etcétera.

Por otra parte, el valor implícito es el que es asignado por la casa de apuestas. Es el número que verás debajo de cada suceso y te marca lo que recibirás por cada peso o dólar apostado.

¿Cómo calcular el porcentaje de cada cuota?

Aquí es donde entran en juego las matemáticas. Sí, esas que ignorabas de pequeño pero que ahora te pueden ser de provecho. Para saber el valor porcentual de una cuota fijada por una casa de apuestas, simplemente tendrás que dividir 100 entre el número correspondiente a la cuota. Veámoslo con un ejemplo:

Si quieres apostar a un encuentro entre Tigres y Chivas, puede ocurrir que sus cuotas sean de 1,60 y 1,70 respectivamente. Si quieres saber el porcentaje de cada cuota, con esta simple división podrás averiguarlo.

En este caso, la victoria de Tigres tendría un porcentaje de suceso del 62,5% (100/1.6) y la victoria de Chivas se iría al 58,8% de probabilidades (100/1.7). Como ves, las probabilidades sumadas no tienen por qué dar 100, ya que, al ser equipos a priori igualados, es bastante probable que gane cualquiera de los dos.

¿Cómo puedo sacar provecho de este porcentaje?

Por último, aquí viene el truco definitivo para usar las matemáticas a tu favor. Si conoces el porcentaje de cada apuesta, estás conociendo el valor implícito que la casa de apuestas ha asignado a cada suceso posible.

Sin embargo, tú no solo conoces esto, sino que también puedes informarte del valor real de la cuota. Esto pasa, como hemos mencionado antes, por conocer la trayectoria de ambos equipos en el campeonato, posibles lesiones o sanciones, etc.

Como es lógico, la mejor manera de obtener toda esta información es acudir a fuentes fiables de noticias y estadísticas. Esto te permitirá estar al tanto de todo sin engaños y minimizando las opciones de cometer un error.

Si tras tener en cuenta todos los datos obtenidos, a través de un breve análisis, consideras que el porcentaje de que esto ocurra es mayor que el valor implícito (el que asigna la casa de apuestas) te encuentras ante una apuesta ganadora.

Es importante pues que, antes de hacer ninguna apuesta, te concentres en obtener estos sencillos datos. Por supuesto, nada en este mundo es infalible, pero te aseguramos que enseguida notarás la diferencia y verás cómo crece tu éxito en cada una de tus apuestas.

¿Qué son las surebets? ¿Merecen la pena?

Otra situación en la que las matemáticas pueden ayudarte son las surebets. Este tipo de apuestas constituyen un error en las casas de apuestas que puedes usar a tu favor. En ellas, puedes obtener un beneficio pase lo que pase en el evento deportivo en cuestión.

La forma de hacerlo es muy sencilla a priori, simplemente tienes que apostar en todos los eventos posibles (por ejemplo, victoria de un equipo, del otro o empate) y será imposible que pierdas dinero.

¿Cómo identifico una surebet?

Por supuesto, esto no es tan simple. Primero, tendrás que identificarlas correctamente. La forma de hacerlo consiste en calcular el valor implícito de cada cuota y sumar los porcentajes. Si la suma es inferior a 100, entonces estás ante una surebet.

Para saber la cantidad de dinero que tendrías que apostar en cada cuota para asegurarte un beneficio, tienes que hacer lo siguiente:

  1. En primer lugar, dividir 100 entre el porcentaje total de los sucesos. Por ejemplo, si sumando los tres sucesos te da un 93% (siempre tiene que ser menos de 100, recuerda), simplemente divide 100/93. Te dará 1.07.
  2. Ahora solo tienes que multiplicar 1.07 por cada uno de los porcentajes. El resultado obtenido será, para una apuesta total de 100 dólares, lo que debes apostar a cada uno.

Si la victoria es un 45%, el empate un 28% y la derrota un 20%, entonces tendrías que apostar 48,75 dólares, 29,79 dólares y 21,45 dólares respectivamente. El resultado será una ganancia de 7,25 dólares ocurra lo que ocurra. Sencillo, ¿verdad?

 

Dominando estas fórmulas matemáticas sencillas, estamos seguros de que notarás la diferencia en tus apuestas. Lograrás maximizar tus beneficios de forma rápida y te convertirás en todo un experto. Ahora solo falta practicar. ¡Buena suerte!

Relevant news