Descubre qué es el criterio de Kelly y cómo puede ayudarte en tus apuestas deportivas

método kelly

Hoy en día se cuentan por miles las personas que disfrutan de sus eventos deportivos favoritos añadiéndoles un extra de emoción gracias a las apuestas deportivas. Apostar algo de dinero a que gane tu equipo o incluso a ligas más desconocidas es divertido y, si sabes cómo hacerlo, bastante lucrativo.

Por eso, no son pocas las estrategias que se investigan y trabajan en la actualidad para tratar de maximizar estos beneficios. Diferentes métodos que, si bien no son un valor seguro de éxito, sí que pueden hasta duplicar tus ganancias o, al menos, reducir al mínimo tus pérdidas.

Una de las fórmulas que se viene utilizando desde hace tiempo por los tipsters y analistas más importantes y reputados es el criterio Kelly. Esta fórmula matemática se desarrolló a mediados de los años 50 y pertenece a lo que se conoce en economía como “teoría de juegos”.

La base fundamental del criterio consiste en averiguar cuál es el importe idóneo que deberías aplicar en cada apuesta. Lo bueno de este criterio es que no solo sirve para las apuestas deportivas, sino que también es muy útil cuando se trata de comprar o vender acciones bursátiles o incluso jugar en el casino.

Para la gran mayoría de expertos, el criterio Kelly es el mejor sistema que existe para maximizar tus ganancias apostando. Ya te adelantamos que bajo ningún concepto es infalible, eso simplemente no existe.

Por eso, creemos que te será de gran interés comprender, de forma sencilla y resumida, en qué consiste el criterio Kelly y cómo lo puedes aplicar a la hora de apostar en tus eventos deportivos. ¡Toma nota!

¿Cómo se utiliza el criterio Kelly?

El criterio Kelly es, en resumidas cuentas, una manera de que no gastes todo tu dinero apostando de forma inútil. Se trata de calcular el tamaño de tu apuesta restando la probabilidad que tienes de ganarla menos la probabilidad que tienes de perderla.

Ya te adelantamos que, con este método, habrá muy pocos eventos (por no decir ninguno) en los que el resultado sea apostar el 100% de tu capital. Al fin y al cabo, estás ante una forma de reducir riesgos, no de aumentarlos.

Esta es la fórmula en la que se basa el criterio Kelly:

(probabilidades de ganar X cuota – 1) / (cuota – 1) = importe que debes apostar.

Un ejemplo del criterio Kelly aplicado

Para que entiendas cómo se aplica la fórmula, veamos un ejemplo. Si estás apostando a un partido de la liga de México, en el cual se enfrenta Tigres contra Pumas, lo primero que deberás hacer es analizar las probabilidades de cada evento del partido.

Si quieres apostar a que Tigres gana a Pumas, de acuerdo con tu hipotético análisis, podrías entender que los primeros tienen un 50% de probabilidades de victoria. Eso te deja un 50% de probabilidades de que pierdan o empaten lo cual haría que tú perdieses tu dinero.

Si la casa de apuestas ofrece una cuota de 2,1 a favor de la victoria de Tigres, esto dejaría la fórmula de antes de la siguiente manera:

(0.50 x 2.10 – 1) / (2.10 – 1) = 0,045

Multiplicando el 0,045 por 100 para expresarlo en porcentajes, deberías apostar el 4,5% de tu capital, ya que esa es la ventaja que tienes con respecto a perder la apuesta. Si tu capital es de 100 dólares, tu apuesta a la victoria de Tigres debería ser de 4,5 dólares. Sencillo, ¿verdad?

¿Cuáles son las desventajas de usar el criterio Kelly?

Por supuesto, el criterio Kelly no es un método infalible que te convertirá en un apostador multimillonario e infalible. Eso, como te hemos dicho antes no existe y hay 3 fallos principales asociados a esta práctica:

Es complicado obtener un porcentaje exacto de probabilidad

En primer lugar, si quieres apostar con el criterio Kelly, es necesario que encuentres cuotas cuyo valor implícito (el que asigna la casa) sea algo menor que el que tú consideres real en base a tu análisis.

Y aquí llegamos al gran fallo, y es que analizar un evento y obtener un porcentaje fiable no es nada fácil y, ni mucho menos, infalible. Por supuesto si tienes un conocimiento profundo de la liga en la que apuestas, será más sencillo acertar.

Si consigues afinar al máximo el cálculo de probabilidades, a la larga el criterio Kelly puede serte de mucha ayuda. No dejarás de perder apuestas de cuando en cuando, pero serán menos y, sobre todo, menos arriesgadas.

Da problemas si quieres apostar a muchos eventos

Esta fórmula está pensada principalmente para realizar poca cantidad de apuestas, de manera que no termines apostando una gran parte o incluso la totalidad de tu capital.

Si esto llegara a ocurrir, es posible que la suma de los porcentajes obtenidos por la fórmula sea superior al 100%. Como no puedes apostar lo que no tienes, esto es imposible.

Puedes perder tu dinero

El criterio Kelly es una gran ayuda a largo plazo para tus apuestas, pero puede llegar a darte un exceso de confianza peligroso en tu capacidad para predecir resultados. Es verdad que puedes ganar dinero, pero también perderlo, y muy rápido.

Lo mejor en estos casos, es aplicar criterios aún más conservadores. Un buen ejemplo es el criterio Kelly fraccionado, del cual te hablaremos a continuación.

¿En qué consiste el criterio Kelly fraccionado?

Esta variante del criterio Kelly es muy simple y sencilla de entender. Implica reducir el importe obtenido al aplicar la fórmula para reducir al mínimo los riesgos.

Una buena idea es reducir la cantidad apostada al 50%, aunque lo más importante es que seas constante con este criterio y lo apliques siempre. Como es lógico, haciendo esto tus ganancias también se verán afectadas y reducidas a la mitad, de modo que es cosa tuya si lo aplicas o no.

 

Ahora que ya sabes en qué consiste el criterio Kelly, estamos seguros de que no tardarás en aplicarlo en tus apuestas deportivas. No te garantizamos un éxito absoluto, pero verás como poco a poco reduces tus pérdidas y mejoras tus beneficios. Solo queda practicar y mejorar. ¡Buena suerte!

Relevant news